miércoles, 10 de mayo de 2017

Diputadas Hernando (PR) y Carvajal (PPD) presentan proyecto para proteger deudores hipotecarios


La iniciativa establece protección a los deudores en situaciones excepcionales  
Diputadas Hernando (PR) y Carvajal (PPD) presentan proyecto para proteger deudores hipotecarios
“No es justo que un banco remate la propiedad de una persona que ha pagado más del 70% de la deuda hipotecaria”, señaló la jefa de Bancada del Partido Radical.
Resguardar los derechos y bienes de los deudores de créditos hipotecarios que no han pagado sus cuotas o dividendos en los plazos establecidos, en circunstancias excepcionales y oportunamente acreditadas que justifiquen la demora, es el objetivo de la moción parlamentaria presentadas por las jefas de las bancadas del Partido Radical (PR) y del Partido por la Democracia (PPD), las diputadas Marcela Hernando y Loreto Carvajal.

Desequilibrio

“Esta moción modifica la Ley General de Bancos, para proteger y garantizar el bienestar, así como la tranquilidad de aquellas personas que por situaciones de fuerza mayor, están incapacitadas de pagar su deuda hipotecaria, siempre y cuando tengan cancelada más del 70% de ésta”, explicó Hernando, quien además destacó que en ciudades como Antofagasta, la caída del precio del cobre y la desaceleración económica han provocado un nuevo escenario inmobiliario para aquellas personas que decidieron invertir en propiedades, las que pensaban solventar con el arriendo de ellas y que hoy enfrentan una menor demanda, lo que podría provocar que los deudores hipotecarios no puedan cubrir las cuotas pactadas con la entidad financiera correspondiente.

“No es justo que se remate la propiedad de una persona que ha pagado más del 70% de la deuda hipotecaria, y que por situaciones extraordinarias y temporales dejó de pagar sus compromisos. Por ello lo que buscamos es que un juez pueda evaluar condiciones excepcionales e impedir que las viviendas sean rematadas”, indicó la diputada Hernando, haciendo un llamado a “pensar desde la raíz del problema, ayudando y amparando a las personas que se encuentran en este tipo de escenarios, en vez de buscar medidas de castigo por razones que muchas veces están fuera de sus alcances, razones por las cuales tenemos gran parte de la responsabilidad”.

Circunstancias excepcionales

“Con este proyecto queremos incorporar la teoría de la imprevisión. Recuerden ustedes cuando Argentina cortó el gas a los chilenos, hubo muchos contratos que no fueron posibles de pagar. Lo que se hace con esta iniciativa es sugerir que se norme en esta materia, porque el criterio de los tribunales es establecer que no hay circunstancias por las que no se pueda pagar”, sostuvo la jefa de Bancada del PPD y miembro de la Comisión de Vivienda, Loreto Carvajal.

En este sentido, la iniciativa especifica que se entenderá por “circunstancias excepcionales” a aquellas de fuerza mayor, crisis financieras globales u otros hechos o acontecimientos debidamente calificados que escapen del control o responsabilidad del deudor hipotecario. Además, se debe certificar que estas condiciones, de alguno u otra forma, generen una situación de insolvencia o una baja significativa de los ingresos familiares.

Crecimiento

“Este proyecto permite que en acreditando circunstancias excepcionales y teniendo al menos el 70% de la propiedad pagada, se pueda congelar el pago de la deuda del crédito hipotecario, lo que cobra mucha importancia en la actualidad debido a que Chile no ha crecido lo que esperábamos, y hay muchas personas que corren el serio riesgo de perder las casas donde viven”, afirmó la diputada Carvajal.

Además, y en conjunto con lo anterior, el deudor deberá acreditar que –debido a las circunstancias excepcionales- los ingresos familiares se vieron disminuidos a menos del 50% desde que se dio comienzo a la morosidad del pago, y que la cuota hipotecaria resulte superior al 50% de los ingresos netos que perciba el conjunto familiar. La concurrencia de estos antecedentes deberá presentarse ante el Juez competente encargado del procedimiento ejecutivo, en cualquier momento de éste y antes de la sentencia. 





















domingo, 30 de abril de 2017

Profesionales que prestan apoyo a mujeres que viven violencia recibieron capacitación en materias legales



Profesionales que prestan apoyo a mujeres que viven violencia recibieron capacitación en materias legales


* El SernamEG opera en la región en base a acuerdos con municipios y gobernaciones para acercar principalmente a las mujeres apoyo en la prevención, atención y protección frente a hechos de la violencia.


Reconocer las necesidades que presentan las mujeres que viven violencia en una sociedad más informada y demandante, es uno de los objetivos que persigue el proyecto de ley que modifica la ley de violencia intrafamiliar 20.066, tema que fue abordado por la directora regional del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género -SernamEG-, Viviana Ramírez Páez, en una jornada de capacitación de dos días dirigida a los equipos que trabajan al alero del programa Violencia Contra las Mujeres -VCM- en la región

Ramírez sostuvo que “con este proyecto de ley queremos modificar la actual normativa de violencia intrafamiliar amplificando las nociones de violencia y de pareja, porque nuestra actual ley se enmarca en el plano de una relación de pareja o ex pareja o convivientes bajo el mismo techo dejando fuera las relaciones sentimentales o convivencia como pololeos, relaciones sentimentales más esporádicas y, por supuesto, el acuerdo de unión civil”.

La iniciativa, que fue presentada por la Presidenta de la República, Michelle Bachelet Jeria, el pasado 25 de noviembre e ingresada al Congreso en enero de este año, fue producto “del esfuerzo que estamos haciendo como Gobierno por haber escuchado por más de un año y medio a distintos actores, habiendo recogido y estudiado distintas nociones parlamentarias y que transversalmente se han estado estipulando en los últimos años; reunimos en este documento lo que querían modificar y así tratar de generar esta ley más integral que permita abordar todas estas temáticas de manera gruesa”.

La directora del Servicio valoró el trabajo que realizan los equipos que ejecutan los programas de VCM en la zona, previo acuerdo con los municipios de Calama y Tocopilla más las Gobernaciones de Antofagasta y Tocopilla, a fin de llevar a cabo políticas públicas a favor de las mujeres, derribar mitos de índole machistas y ofrecer más seguridad y apoyo a mujeres que viven o han vivido violencia.


El área VCM de SernamEG capacitó a profesionales provenientes de los Centros de la Mujer, Casas de Acogida, Centro de Reeducación a Hombres que Ejercen Violencia y dispositivos de prevención de Mejillones y Taltal, a fin de analizar además  el trabajo efectuado durante un año, mejorar los procedimientos administrativos y destrezas comunicacionales.






















miércoles, 19 de abril de 2017

Dos trabajadoras de la región fueron las primeras en certificar sus competencias a nivel país



 Dos trabajadoras de la región fueron las primeras en certificar sus competencias a nivel país

* Chile Valora es una entidad que depende del Ministerio del Trabajo y Previsión Social para certificar las competencias laborales de personas que estén o no trabajando.


Dos operadoras de camiones de alto tonelaje de la región fueron las primeras trabajadoras en certificar sus competencias laborales en estos perfiles, a nivel nacional, en un acto donde estuvieron presentes autoridades de la Comisión Chile Valora, la entidad evaluadora Fulcro y del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género.

En total fueron diez las personas que recibieron la acreditación, entre ellos Jocelyn Morales Méndez y Elizabeth Bastos Saravia, lo que constituye un hito histórico, en opinión de la directora regional del SernamEG, Viviana Ramírez Páez, ya que “ustedes son un ejemplo para otras  mujeres y jóvenes al optar por oficios no tradicionales. Es un reconocimiento a la dedicación puesta en un rubro masculinizado, lo que aporta también a quebrar estereotipos que nos permitan forjar una sociedad con plena igualdad de oportunidades para mujeres y hombres”.

El gerente general de Fulcro, Boris Aguilera Manzano, dijo que en el país hay varias personas que se dedican a la operación de camiones de alto tonelaje, pero “ustedes son quienes reciben primero este certificado con este perfil laboral. Hay que sacarle bastante lustre”. En tanto que el Jefe de Estudios e Información de Chile Valora, Sergio Ibáñez Choa, sostuvo que “si dejan de trabajar puedan a ir a otra empresa y decir mire este certificado, no me lo entregó cualquiera, acá señala que sé hacer bien mi pega”.

Este tipo de certificación, similar a lo que acontece con la Norma ISO, pero mientras ésta apunta a la estandarización en los procedimientos de empresas, Chile Valora reconoce las competencias laborales de personas por medio de estándares rigurosos, cuyos procedimientos pueden durar dos meses. Si bien este certificado no caduca, cada tres años debe ser actualizado.

“Quienes pudimos entrar a la universidad somos una minoría, pero hay quienes se levantan temprano, hacen el pan, y es por ello que hacemos un acto de reconocimiento a quienes contribuyen a hacer un Chile grande, del valor que entrega el Estado para con sus trabajadores y trabajadoras en una ocupación que desarrollan en el tiempo pero no ha sido reconocida ni validada”, sostuvo Ibáñez.

Los perfiles que lograron levantar en base a la experiencia, habilidad y actitudes de este grupo de diez personas certificadas servirán a su vez para generar planes formativos que puedan eventualmente ser impartidos por el Sence, ya que “es un proceso que logramos acordar desde el sector productivo, para definir las competencias que el mercado laboral demanda en una determinada ocupación. Muchas veces se critica que la formación técnica no responde a la realidad, esto tiene el valor de ir donde ocurre el proceso”, agregó Ibáñez.

Fulcro trabaja desde 2013 en la certificación de competencias laborales en esta zona, desde que entró en vigencia la ley 20.267, periodo desde el cual esta empresa ha entregado diplomas a más de 800 personas.